Si no conoces el Paraíso es que aún no has estado en Samaná

Recetas

Existe un antes y un después tras conocer Samaná. Una península situada en la costa norte de la isla, sin duda un paraíso natural de una belleza inmensa. Lejos de la masificación turística como pueda haber en otras zonas de la isla, quien viaja a Samaná busca algo más que sol y playa. Uno de los motivos que mueve al viajero es la posibilidad de conocer un espacio singular, que aún no se ha modificado y mantiene la esencia de una isla virgen del Caribe donde en cualquier momento nos da la sensación de ver aparecer las negras velas de un viejo galeón pirata.

Casas decoradas en el puerto Samaná
Casas decoradas en el puerto Samaná

La aventura comienza cuando por la autovía dejamos atrás la ciudad de Santo Domingo y tomamos una carretera que nos llevará a Santa Bárbara de Samaná. Comenzamos a ver el paisaje mucho más tropical, los campos y colinas se cubren con un verde manto de vegetación, la lluvia suele hacer acto de presencia en muchos momentos, y es que no se podría entender tan exuberante vegetación sin tanta humedad.

Tras recorrer en unas dos horas y media aproximadamente los 175 km que separan la ciudad de Santo Domingo de Samaná, ¡llegamos al paraíso! Lo que más nos llama la atención al llegar a Santa Bárbara de Samaná es su largo puente peatonal de más de 500 metros que une la península con cayo Linares. Resulta bastante curioso su nombre, pues fue bautizado con el nombre de Napoleón Bonaparte en memoria del legendario general y emperador francés que llegó para conquistar Samaná mandando una flota de navíos y más de 58.000 hombres.

Puente Napoleón Bonaparte en Samaná
Puente Napoleón Bonaparte en Samaná

Diseñado por el arquitecto italiano Guillimo Bertalleri, a finales de la década de los 60 y construido por el doctor Joaquín Balaguer, es uno de los emblemas de la ciudad. Otro de los lugares más pintorescos de la ciudad es la Avenida de la Marina donde llaman la atención sus casitas vistosamente coloreadas, lugar habitual de paseo para locales y visitantes. El edificio más antiguo de Santa Bárbara es la Churcha, una original iglesia construida por los afroamericanos en el siglo XVIII y que permanece como símbolo la ciudad.

Hotel Bahía Principe Luxury
Hotel Bahía Principe Luxury

Normalmente no suelo hablar de alojamientos cuando hablo de un destino, pero permitidme que en este artículo me salte esta norma, pues no es por dar publicidad a una cadena hotelera, es porque realmente merece la pena si vas a Samaná alojarte en el hotel Bahía Principe Luxury. Y no en el de Cayo Levantado (que más adelante hablaremos de él). Es un hotel Boutique “todo incluido” pero es el primero que conozco en el que tanto la comida como las bebidas son de primerísima calidad, el silencio y la tranquilidad son los amos del hotel. Con unas impresionantes vistas de la bahía y frente a Cayo Levantado, deseas que el tiempo se detenga y que te dejen olvidado allí. Es realmente el Paraíso.

Hotel Bahía Principe Cayo Levantado
Hotel Bahía Principe Cayo Levantado

Pero Samaná tiene muchos lugares únicos que ver y donde los amantes de la naturaleza vamos a vivir un sueño. Comenzaremos por los Haitises; una excursión en barco que se combina con Cayo Levantado, de medio día de duración y que es a mi juicio una de las excursiones más bellas que puedes realizar en Samaná.

Samaná Los Haitises
Samaná Los Haitises

Samaná: Navegando por el Parque Nacional de los Haitises

Tan sólo la visita a este Parque Nacional hace que merezca la pena viajar a Samaná. Ocupa una superficie aproximada de 640 kilómetros cuadrados. Los Haitises reúnen bosques de manglares, selva tropical, cuevas, ensenadas y bahías enmarcadas por islotes kársticos recubiertos de una densa vegetación. Por ser un parque costero-marino, cuenta con una fauna de aves y especies marinas sin igual, con una representación mayoritaria de las especies endémicas, nativas y migratorias que no se pueden encontrar en el resto del país. Algunas de esas especies son el pelícano o alcatraz, la tijereta o fragata, la cotorra y la lechuza entre otras; en cuanto a especies marinas encontramos tortugas marinas, delfines de boca de botella y en ciertas épocas del año, ballenas jorobadas con sus crías.

No hay mayor placer que observar estas especies en libertad, tomar la cámara y en silencio captar imágenes únicas del paisaje y sus habitantes. El silencio y la magia de este lugar la rompemos como de costumbre los humanos que convertimos un delicioso paseo en catamarán en una loca fiesta con ron, música y megafonía advirtiendo a gritos la presencia de especies que al escuchar tanto alboroto rompen su tranquila y sosegada vida para alzar el vuelo buscando esa serenidad que les robamos.

Playa de Cayo Levantado
Playa de Cayo Levantado

Almuerzo y día de playa en Cayo Levantado

Esta isla situada frente a la bahía de Samaná suele ser una de las paradas de la excursión por Los Haitises. Se trata de una pequeña isla cuyo terreno pertenece al Parque Nacional y que ofrece la posibilidad de disfrutar de un almuerzo a base de especialidades locales en los puestos ubicados junto a la playa pública. Pasa por ser uno de los rincones más románticos de Samaná. Medio cayo es público y el otro medio está ocupado por el Hotel Bahía Principe Cayo Levantado un lujoso hotel solo para adultos, un todo incluido de calidad pero si me lo permitís prefiero el Bahía Principe Luxury.

Pero hablemos de la parte pública a la que tenemos total acceso; playas de blanca arena fina, aguas turquesas, cocoteros y puestos de comida donde te ofrecen todo tipo de pescados y mariscos recién cogidos del mar. Aquí haremos un inciso para advertiros de un tema importante. En la República Dominicana al igual que en otras zonas del Caribe existe una veda de la langosta y otras especies marinas con el fin de preservar la fauna y el equilibrio. Todos cuando llegamos a estos lugares paradisíacos lo primero que nos viene a la cabeza es pedir una langosta para degustarla ya sea en la playa bajo un cocotero o en uno de los cientos de merenderos que hay por las playas, pero es importante ser responsables y saber que desde primeros de marzo hasta primeros de julio no se pueden pescar ni comercializar ni langostas ni cangrejos, así que si los  pedimos en un restaurante, o bien son pescadas de forma ilegal o traídas de importación, en ambos casos haremos un flaco favor a nuestro paladar o al medio ambiente y estaremos poniendo en peligro estas especies autóctonas. Dicho esto os aconsejo degustar algunos de los platos de pescados, camarones o langosta (eso sí, en temporada). Cayo Levantado es un rincón especial, muy bello y romántico ideal para una luna de miel inolvidable.

Seguimos nuestro viaje por Samaná; los lugares que vamos a visitar ya no están tan cerca de la ciudad por lo que tendremos o bien que tener un coche de alquiler o contratar los servicios de un taxi, pero realmente merecen la pena ser visitados.

Cascada del Limón
El Salto del Limón

El Salto del Limón

Esta famosa cascada se encuentra en el interior de la sierra de Samaná y es uno de los saltos de agua más fotografiados del Caribe. El agua se precipita desde unos 50 metros de altura y en su caída forma una piscina natural que permite darse un refrescante chapuzón. Se puede llegar hasta el Salto del Limón realizando una caminata, aunque la mayoría de los turistas optan por la excursión a caballo o en mula, abriéndose paso entre la exuberante vegetación.

 

Playa Rincón y Las Galeras

A poco más de media hora de Santa Bárbara de Samaná, atravesando la sierra y las explotaciones locales de cocoteros y otros cultivos, se encuentra uno de los arenales más famosos del Caribe: Playa Rincón. Son varios kilómetros de arena fina y clara para pasear junto a las palmeras y cocoteros o relajarse frente al océano. En Playa Rincón vamos a encontrar un chiringuito donde degustar buenos pescados, muy frescos a la parrilla. Pegado a este chiringuito se encuentra la desembocadura del pequeño río Caño Frío que desemboca en el mar formando una pequeña laguna.

Es de especial belleza contemplar como los manglares se suceden cerrando las orillas y creando la típica oscuridad de la jungla caribeña. Existe la posibilidad de realizar una excursión de aproximadamente 30 minutos en un bote de remos río arriba entre manglares hasta llegar a un salto de agua en una pequeña laguna. La Playa de las Galeras queda en la otra parte del cabo y normalmente se suele visitar una de éstas. Este lugar es perfecto para los amantes de la naturaleza. Se puede escoger entre caminatas, snorkel, pesca o disfrutar de un almuerzo tranquilo en La Playa.

Manglares en Playa Rincón
Manglares en Playa Rincón

Las Terrenas

Es un pueblo de pescadores fundado en 1946. Hasta hace tan sólo unas décadas, era muy difícil poder acceder a él, si bien actualmente el pueblo se ha convertido en un lugar de alto atractivo turístico para la zona y es visitado principalmente por turistas europeos que van buscando disfrutar de la simplicidad de la vida en Samaná, disfrutar de la pesca y sus playas. Entre las  playas más conocidas están la playa de las Terrenas, playa Punta Poppy, playa Coson, playa Bonita y las Ballenas. Y, de paso, hacer algunas compras de artesanía y saborear el pescado con salsa de coco, que es una receta típica en esta región de dominicana.

- Publicidad-spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

spot_img

Bodegas

- Advertisement -spot_img

Últimos artículos

- Advertisement -spot_img

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies